28 de mayo de 2008

Habrá paritarias




Se abordará el régimen de incompatibilidades y acumulación de horarios, el registro nacional de legajos y el número de alumnos que debe tener cada docente. La propuesta surgió del Consejo Federal de Educación.

Habrá paritarias para resolver temas centrales que afectan a los docentes. La ley de financiamiento educativo plantea la obligación de abordar el régimen de incompatibilidades y acumulación de horarios, el registro nacional de legajos y el número de alumnos que debe tener cada docente, como una propuesta que surgió del propio Consejo Federal.

La primicia fue brindada por el secretario del Sindicato Argentino de Docentes Privados, Hugo Funes, quien agregó que "este es un anhelo que guardamos desde hace mucho, ahora lo podremos llevar a cabo en un ámbito oficial, paradójicamente es algo que nuestras patronales no vienen negando desde hace varios años".

El dirigente destacó que a partir del análisis de eso borrador se podrán discutir esos tres puntos básicos. El primero sería el régimen de incompatibilidad y acumulación horaria. Al respecto destacó que en el orden nacional la acumulación de horas cátedra sería hasta un máximo de 36 y remarcó que el sindicato a su cargo, ya hizo un planteo nacional sobre esa medida. Aún cuando la primera la impresión de los docentes pueda ser contraria a esta medida, Funes dijo que "los docentes no deben martirizarse trabajando para engrosar sueldos que les permitan vivir con cierta dignidad".

Agregó: "Sostenemos que es preferible que trabajen menos y que cobren lo necesario para vivir como corresponde". De todas maneras las 36 horas cátedra y su equivalente en cargos no quitaría el derecho a los docentes que ya tienen otra situación de revista en la provincia. Hay un artículo que establece que los docentes que ya trabajaban más de 36 horas, las mantienenomo un derecho adquirido y por lo tanto no se tocaría en absoluto.

El dirigente dijo que no se aspira que los docentes deban trabajar 100 horas para vivir, sino que se desea que trabajen menos y que vivan mejor. Esto redundará en la calidad educativa de la provincia, sostuvo.

Por otra parte remarcó que "si se piensa en el beneficio de los alumnos, de los docentes, en el sistema escolar, en una política educativa, es bueno que se baje la cantidad de horas que deban trabajar los educadores, pero esto deberá ir acompañado de un aumento de salarios y de mejoras en las condiciones de trabajo".

Las paritarias cobrarían cuerpo en el 2007.


Registro
Otro punto no menos importante de estas futuras discusiones, es el que se refiere al registro legal del legajo docente, que estaría a cargo del Consejo Nacional de Educación. Sería de un registro nacional de todos los legajos docentes, para el cual todas las jurisdicciones deberán adecuar sus sistemas de registro de personal. Esto se hará porque así lo establece la ley de Financiamiento Educativo, pues la Nación, a través del Consejo Federal controlará muchos aspectos de la política educativa en cada una de las regiones.

Al respecto Funes dijo que el siondicato no se opone a esas funciones, "porque sabemos que cuando no hay controles fuertes del Estado, las provincias en general no respetan acabadamente lo que determinan las normas".

Con el funcionamiento de este registro se agilizaría y perfeccionaría el pago del incentivo salarial docente y se facilitaría el pago de los 100 pesos de la ley de financiamiento. Como se sabe en la actualidad existe una deficiente organización para saldar esos montos a los educadores. Como ejemplo cabe destacar que en octubre los maestros y profesores cuya numeración de los documentos de identidad es menor a 10 millones, no cobraron los 100 pesos; producto de una "falla en el sistema".

La nueva organización permitirá no sólo salvar dificultades como las apuntadas, "sino también que cuando se envíe el dinero desde la Nación en esa misma fecha se abone a los docentes y no con las demoras habituales".


Alumnos y maestros
Un tercer punto se refiere a la cantidad de alumnos por docente. Esto está relacionado estrictamente con la situación laboral de los docentes. "Nos parece un despropósito que haya docentes que trabajen con 50 alumnos; nos parece un despropósito que padres de niños no consigan bancos para sus hijos, porque la escuelas estatales no les garantizan la continuidad de los estudios", dijo.

Destacó que existen escuelas en la provincia, en las que los niños concluían su sexto año y no podían ingresar al séptimo porque la institución no lo tenía. "No estoy hablando de un niño sino casos en las que toda una promoción de sexto año que debía reubicarse en distintas escuelas por falta de capacidad en las escuelas donde iniciaron sus estudios", señaló Funes.

Para el dirigente gremial es imprescindible que la provincia haga una revisión de esa situación, no sólo reparando las escuelas en malas condiciones, sino también creando nuevos colegios. Funes fue tajante al destacar que en el Nivel Medio un docente no puede atender más de 35 alumnos por curso, en el Nivel Primario no más de 30 alumnos, en las salas de cinco años no más de 25 y en las de 3 y 4 años no más de 20 alumnos por aula.

Si bien la ley de Financiamiento Educativo rescata tres puntos de discusión, aclaró que el Sindicato Argentino de Docentes Privados pretende instalar muchos más. Así rescató temas como el salario y la jubilación de los educadores, "alternativas que hacen a la educación y que todavía no están insertos en ese ámbito de discusión".

De acuerdo al análisis del dirigente gremial, estos tres puntos debería ser tratados con intensidad en la provincia, "para que quienes nos representen en el Consejo Federal lleven nuestras voces y al mismo tiempo armemos otra carpeta de acuerdos con nuevos puntos para seguir acordando, para que esa paritaria sea generalizada en el ámbito de la docencia".

Agregó: "Debemos estar muy atentos y proponer nuevos temas en la mesa de trabajo para que nuestra ministra los plantee en el Consejo y surja el tratamiento de esos problemas que realmente nos interesan a los docentes".

Un dato relevante a tener en cuenta es que la representante en el Consejo Federal no será la ministra, Fernanda Gómez Macedo, sino la actual subsecretaria de Educación, Mariela Nassif.