14 de agosto de 2008

Arriamiento de la bandera

Elvio Aroldo Ávila y Hebe Luz Ávila de Salvatierra

Aunque ya ha quedado bien determinado que el acto de arriar la bandera se llama arriamiento no arrío (como solía decirse), todavía percibimos cierta duda o vacilación en el empleo de la palabra correcta.
Sí, aún se registran dudas cuando debe nombrarse el acto de bajar la bandera y, por lo tanto, se impone una insistencia sobre el particular.
Desde la penúltima edición del Diccionario de la Real Academia Española -la de 1984-, por una propuesta que formulamos a través del libro "Como habla el santiagueño" (aparecido en 1980), el acto de bajar la bandera se llama arriamiento. En consecuencia, el léxico oficial del idioma español, tiene el sustantivo izamiento, para nombrar el acto de izar la bandera y arriamiento para mencionar la ceremonia de arriar la bandera.
Entonces, el acto de arriar la bandera no es arrío, como muchos decían anteriormente, sino arriamiento, sustantivo que ya ha sido incorporado oficialmente al diccionario por la Real Academia.
Del libro "Hablemos bien defendamos nuestro idioma".