14 de agosto de 2008

Un proyecto enriquecedor


Hugo Funes (*)


Entre los objetivos de la conducción del Sindicato Argentino de Docentes Privados el planteo fue que más allá de la defensa de los derechos de los trabajadores, debía haber una apertura hacia la sociedad, lo que comprometía la tarea de dirigentes gremiales. En su momento se llevó adelante un proyecto de contención social entre otras tantas actividades hacia afuera del gremio, que fueron una contribución para la gente. De igual modo se opinó en oportunidad del debate por la ley nacional de educación, si bien esto no dependía puntualmente del gremio. La revista es una contribución a la reflexión y a la crítica de la sociedad.

Cuando asumimos la conducción del Sindicato Argentino de Docentes Privados nos planteamos entre otros objetivos, más allá de la defensa de los derechos de los trabajadores, una apertura del sindicato hacia la sociedad, lo que nos compromete mucho más en nuestra tarea de dirigentes gremiales. En su momento llevamos a cabo un proyecto de contención social entre otras tantas actividades hacia afuera del gremio, que de alguna manera fueron una contribución para con la gente. De igual modo como gremio expusimos incluso nuestra opinión en oportunidad del debate por la ley nacional de educación, si bien esto no dependía puntualmente del gremio.
Por eso cuando apareció la idea de una revista, dimos los primeros pasos de la mano de una publicación exclusivamente gremial. Sin embargo entendimos que no era suficiente, dado que aspiramos a comunicarnos con la sociedad en general, incluyendo obviamente a los docentes privados.
En ese marco cuando aparece la idea de una revista cultural, nos entusiasmamos mucho. Por eso pusimos el esfuerzo no sólo económico sino también de recursos humanos, que es fundamental. Entendimos el valor de este periódico desde el primer número y en la medida que se fueron sucediendo los demás, pudimos recoger opiniones y ponderaciones de los docentes y de la gente, que nos demostraban que estábamos en el camino correcto.
Al mismo tiempo fue la opinión de los lectores la que nos marcó como potenciar esta publicación que habíamos encarado. Obviamente cuando esta revista llegó a nivel nacional, se abrieron expectativas importantes; se trataba de una publicación diferente y distinta a lo que estábamos acostumbrados de puertas para adentro y creo que también se mostraba como una publicación distinta de puertas para afuera, al menos en relación a lo que gente espera de un gremio.
Fue ante esas ponderaciones que surgió la idea de engrandecer el proyecto. Por eso llegamos hoy 17 de agosto con una revista que se regionaliza para comprender y abarcar la cultura del norte, a partir de un trabajo del sindicato. En este punto quisiera destacar que llegamos la publicación regional, tras haber alcanzado una repercusión muy importante en Santiago del Estero, incluso más allá de lo que inicialmente nos habíamos propuesto.
Ante esta realidad saludamos con beneplácito la posibilidad de trabajar con las seccionales de Tucumán y Salta, integrándonos en una labor destinada a revalorizar la cultura, el trabajo, los afanes y proyectos de la gente.
Obviamente el trabajo con las seccionales de estas provincias es el inicio de lo que será la revista para todo el norte en el futuro cercano. Las nuevas expectativas que albergamos, ante esta realidad, nos llevan a imaginarnos que podemos seguir creciendo.
Sobre la significación de esta publicación, debo decir que nos ha brindado la posibilidad de llegar a mucha gente con una apertura diferente. No pocos docentes reconocieron durante estos meses que descubrieron muchas cosas de nuestra cultura a través de este periódico. Por eso nos reconforta mucho poder llegar a tantas personas con este material.
Los lectores que la reciben cada quince días valoran su objetividad, el material de actualidad que presenta, las notas de opinión, los trabajos de investigación y por sobre todo que todo su armado editorial esté orientado a construir, más que a criticar o destruir, lo no es para nada un dato menor en estos tiempos.
Entiendo que esta línea periodística está muy bien marcada y es un sello de identificación para la los lectores. Quienes nos acercan sus comentarios aseguran que leer "El Punto y la Coma", enriquece, apuntala el crecimiento y la reflexión de las personas y lejos está de presentar críticas que no sean constructivas. Incluso pudimos comprobar que hay gente que está coleccionado los distintos números; esto nos demuestra lo que significa para algunos lectores.
Durante estos meses no son pocos los que manifestaron su interés por publicar en las páginas de El Punto y la Coma; permanentemente nos acercan escritos e inquietudes (cuentos y poesías) literarias. Tal vez en el futuro podamos satisfacer estas necesidades y quizás organizar certámenes donde cada uno pueda demostrar su capacidad creativa. Esperemos que también se convierta en un canal de las expresiones más genuinas de las personas.
Ante esta realidad esperamos que esta tarea tenga su correlato tanto en Salta como en Tucumán. El hecho de que a partir de ahora en una revista podemos leer y encontrar la actividad cultural y educativa de las provincias vecinas, nos enriquecerá a todos, y esperemos que esto genere lazos de unidad a nivel regional. No se puede querer o apreciar aquello que no se conoce, por eso esperamos que esta publicación difunda en el norte los afanes y la creatividad de la gente, para todos podemos apreciar nuestras riquezas y valorarlas en su justa medida.
No podemos decir que la revista producirá por si sola un cambio en la región, pero sí esperamos que haga su aporte en esa dirección. Creo que aquella expresión que reza: Si quieres ser universal pinta tu aldea, hoy cobra más relevancia que nunca cuando advertimos los caminos que se abren a partir de esta revista. En ese sentido soy un convencido, con el esfuerzo pequeño de cada uno se apuntala el crecimiento de toda la sociedad.
Al profundizar en un análisis sobre la actualidad político institucional de la provincia, es importante destacar el clima de dialogo que se vive en Santiago; esto quizás sea lo que nos dio más tiempo para poder emprender nuevos trabajos como en este caso un emprendimiento editorial. Debe quedar en claro que estoy aludiendo a las libertades y la forma de gobierno actual, que nos brindan este escenario donde aparece esta publicación. En esta gestión de gobierno nos favorece el hecho de tener los ámbitos idóneos para las discusiones y las negociaciones, para alcanzar las mejoras salariales y acuerdos importantes para mejorar las condiciones laborales, al tiempo que también podemos en poner en marcha actividades ligadas al desarrollo de nuestra comunidad.

Educación
La educación privada de Santiago del Estero venía con muchas falencias y con un marcado atraso reivindicativo. Al momento de asumir este gobierno reclamábamos un trabajo mas serio de un organismo como el Servicio Provincial de Educación Privada. Faltaba controlar a los colegios, había una notoria ausencia de inspección desde esa repartición. Con la instalación de esta nueva gestión gubernamental pedimos un cambio de política en ese tema y afortunadamente se dio.
Hoy siguen faltando algunas cosas, pero esto es parte de la dinámica misma de la educación. Pero al mismo tiempo debemos reconocer que se solucionaron muchos problemas; se dio soluciones a viejos problemas. Debemos valorar que esta gestión implementó un mayor aporte para la educación privada, pasando esos aportes el mismo día que se paga a los docentes de las escuelas estatales. Dejando de lado esa odiosa diferenciación de antaño, que se hacia entre los educadores estatales y los privados.
Por primera vez en muchos años los docentes de las escuelas privadas estamos siendo poco a poco incluidos en los planes de capacitación de la educación estatal.
Sobre este particular debo resaltar que el sindicato colabora en este sentido. Hace pocas semanas acabamos de lanzar un postítulo, que se dicta no sólo para los docentes de las escuelas privadas, sino también para los que se desempeñan en las escuelas de la provincia.
No reconocer que hay mejoras, sería una posición injusta de nuestra parte. En ese sentido me atrevo a decir que habrá más mejoras para este sector. No obstante debo destacar que para que este proceso se concrete son necesarias dos instancias fundamentales.
El gobierno debe delinear una políticas muy clara sobre lo que espera de la educación privada y el sindicato debe seguir trabajando en la defensa de los intereses de los docentes, teniendo en cuenta que para nosotros esto es fundamental.
En el medio de este escenario hay patronales (dueños de los colegios) que respetan a sus trabajadores, pero también están aquellas que intentan aprovecharse de toda situación explotando a los docentes, incluso dejando de pagar hasta los sueldos que legítimamente les corresponde a su personal.
Por eso entiendo que debe haber un trabajo mancomunado entre la política definida por el Gobierno de la provincia para la educación privada y el sindicato haciendo un seguimiento, reclamando y marcando las falencias que se pudieran dar.

Mesa
En no pocas oportunidades hemos marcado la importancia de la Mesa de Dialogo y Trabajo. Pero también somos concientes que estas mesas que hoy se ofrecen, deben ser generadas desde el sindicato también. Nosotros no esperamos jamás de brazos cruzados que una gestión de gobierno lance, per se, una convocatoria en ese sentido. Esto se debe generar desde abajo y obviamente debe haber la apertura suficiente desde el Gobierno para generan dichos espacios y ponerlos en práctica.
Haciendo un poco de historia no me quiero olvidar que haya por 1995 nos juntamos para discutir la importancia de la educación privada en Santiago del Estero. De igual modo en 1997 se sentaron el estado, las patronales y el sindicato para dialogar y recrear un ámbito para escribir el anteproyecto de reglamentación de la ley de educación privada. Siempre generamos esos ámbitos de participación y dialogo. Tampoco olvido que incentivamos la construcción de un concejo consultivo dentro del Servicio Provincial de Educación Privada (que en la actualidad existe).
Creamos de esa manera las distintas instancias de dialogo a través de exponer la importancia de esos espacios. Ante estos hechos entiendo que la actual Mesa de Dialogo y Trabajo no es una casualidad.
Al mismo tiempo debe quedar en claro que esperamos que este espacio sea un ámbito donde se planten los problemas de la educación para buscarles una solución, dado que defendemos una educación de calidad para los niños y aspiramos por lo tanto que los docentes estén dentro de ese proyecto, ofreciendo esa posibilidad de cambio. Es para esto que necesitamos mejores condiciones laborales.
Por eso acudimos a la Mesa a plantear la necesidad de contar con esas mejores condiciones y así poder dar a nuestros alumnos una mejor educación. Esto es muy simple, el Gobierno debe favorecer estos espacios y nosotros estamos dispuestos al dialogo, y si se juntan ambas voluntades, entiendo que se podrá arribar a instancias de dialogo cada vez más importantes, para beneficio de todos.
No obstante más allá de su importancia, debe exponer que tampoco la Mesa es la única instancia de dialogo para tratar los problemas del sector.

(*) Secretario general del Sindicato Argentino de Docentes Privados seccional Santiago del Estero.