14 de agosto de 2008

Reivindicación de la libertad


La secretaria de la seccional Tucumán del Sindicato Argentino de Docentes Privados, María Teresa Ramayo, dijo que "enriquecer todo lo que los educadores hacen desde una mirada docente y sindical, es muy importante".

Me entusiasma mucho la idea de esta revista El Punto y la Coma; hay mucho para rescatar en materia cultural en las provincias del norte. Al mismo tiempo me molesta sobremanera cuando se piensa que los sindicatos docentes estamos limitados nada más que a lo reivindicativo; por el contrario soy una convencida de que los sindicatos docentes además de defender intereses concretos, tenemos un deber muy importante con la educación y la cultura", dijo María Teresa Ramayo, secretaria general del Sindicato Argentino de Docentes Privados seccional Tucumán.
"Si partimos de la base que los grandes cambios de la humanidad se dieron a partir de procesos culturales, que abarcan mucho más que la educación formal obviamente, entonces el hecho de abarcar en una revista de edición del Sadop los temas culturales de la región e incluso rescatando valores, para enriquecer todo lo que los educadores hacen desde una mirada docente y sindical, es muy importante", apuntó.
Para la dirigente gremial rescatar y valorar la cultura, "tiene un profundo sentido dado que somos un sindicato que no se conforma solamente con mejorar los salarios, sino que además aspiramos a mejores condiciones de vida; queda claro que somos docentes muy involucrados con su realidad, comprometidos con su historia, con el lugar donde vivimos; esto es lo que aspiramos a transmitir desde esta revista".
Sobre la realidad cultural de Tucumán, la dirigente gremial dijo que está impregnado de historia; "es innegable el rol que esta provincia cumplió en la historia del país, en la reivindicación de la libertad y de la independencia, todo esto está muy metido en nuestra historia".
Una vez más remarcó que la historia cultural tucumana es muy rica. En ese marco recordó que por esas tierras pasaba el Camino del Rey, "por aquí se salía al Perú". Para la dirigente gremial son muy apreciables las tradiciones musicales y las artesanías; "aquí se hacían las ruedas de las carretas; Tucumán era una posta de recambio, todo lo que pasó por esta tierra dejó una huella y la música rescata mucho de estos hechos".
Al mismo tiempo destacó el papel de los museos; "en ellos está registrada la vida cultural, económica y política".
Al profundizar en su semblanza sobre la vida cultural de San Miguel de Tucumán, ponderó a esa ciudad con un importante centro del teatro independiente; "contamos con su teatro estable, una orquesta estable y la de la universidad nacional, a lo que debemos sumar la facultad de teatro".
En ese marco destacó también el importante rol que juega la Universidad Nacional de Tucumán. "Durante muchos años recibíamos a toda la juventud del norte; esta casa de altos estudios fundada por Juan B. Terán, desde siempre fue una institución preocupada por enriquecer la cultura de su pueblo", apuntó.
Sobre dicha institución destacó que a partir de su inserción en la comunidad se están ha ciendo cosas muy importantes; "la extensión universitaria ofrece talleres para adultos mayores entre otras iniciativas de gran apertura, que durante años se estuvo demandando y que en la actualidad se están atendiendo".

Música
Al aguzar su mirada sobre las actividades de la comunidad tucumana, la dirigente gremial, destaca la importancia de cada pueblo tenga sus propios grupos folclóricos. "La peña El Cardón guarda la historia de generaciones de esta provincia. Era un poco como la Jabonería de Vieites en épocas políticas y también el lugar de encuentro de los folcloristas, de los poetas con todo su halo de bohemia a cuesta", recordó.
De igual manera fue enumerando otros lugares no menos emblemáticos de la cultural vernácula, como El Alto de la Lechuza, lugar tradicional donde también convergían trasnochados y poetas. De esta enumeración se confirma que esta provincia tiene distintos ámbitos destacados, "donde los tucumanos sabemos que están guardadas aquellas cosas que hacen a nuestra escencia".

Educación
Al analizar el estado actual de la educación tucumana, Teresa Ramayo aseguró que no dista nada de lo es la educación en toda la Argentina. "El reemplazo de la Ley Federal por la Ley Nacional de Educación ofrece un nuevo marco teórico, es indudable que era necesario un nuevo punto de partida que refleje otro país", señaló. Tras reconocer que esas normas exponen los grandes marcos en lo que se desenvuelve la problemática, consideró que la educación aún no encontró un camino sólido por el que pueda transitar para beneficio de todos.
"Aún tenemos una alta deserción escolar, seguimos teniendo serios problemas de inclusión (pese a todos los planes y acciones como por ejemplo los comedores); la escuela argentina sigue siendo expulsiva, porque no existen los gabinetes necesarios para contener a los chicos con problemas, porque las experiencias planteadas para niños diferentes son forzadas; intentar incluir a chicos especiales en la escuela común, no se puede hacer sin formar antes a los docentes", puntualizó.
No obstante destacó los esfuerzos que a diario se hacen en la construcción de escuelas, "pero parecen insuficientes porque la brecha existente entre la educación de calidad y las necesidades que tenemos hoy, es tan grande". Sobre los orígenes de esa brecha dijo que se advierten claramente cuando se ve la baja calidad de la capacitación y formación de los docentes. "El nivel de los docentes ha bajado bastante porque la capacitación es soportada por la espaldas de los propios educadores; deben capacitarse por propio esfuerzo, costeándose los gastos; en este aspecto el estado no está dando las respuestas urgentes y del caso", destacó.
Tras coincidir que en los discursos oficiales se alude a la educación como una política de estado, sobre el particular Teresa Ramayo consideró que lo que los gobernantes entienden en ese sentido, es lisa y llanamente la construcción de edificios. "Ahí sí se están volcando esfuerzos pero en realidad el sistema adolece de cuestiones estructurales; sino hay docentes bien formados no se puede hablar de una educación de calidad", remarcó una vez más.
Al mismo tiempo destacó que cuando una sociedad vive una crisis, esto se refleja en la escuela; "por eso hoy tenemos serios problemas de violencia en las escuelas, entre padres que agraden docentes, niños igualmente agresivos; esto es lo que no permite el mejor clima de enseñanza".
De igual manera destacó que ejemplos como el de cientos de jóvenes que no pueden aprobar su ingreso a la universidad e incluso a un puesto de trabajo, "también habla de que esta no es la mejor educación".
Al respecto planteó la necesidad de generar alianzas entre la educación y el mundo del trabajo; "esto no debería estar reservado sólo para la escuelas técnicas, sino que un joven que sale la enseñanza media debería tener la posibilidad de trabajar; esto en la actualidad es muy complejo".
Agregó: "Esta claro que hay fallas muy serias en el sistema educativo, que no permite que la gente se inserte en un trabajo y al mismo tiempo le cuesta horrores ingresar en la universidad. Es necesario replantearse si en verdad estamos entregando la educación que los chicos están requiriendo y que los tiempos están demandando".
De igual manera consideró que los salarios del sector son una variable que están marcando que nivel ocupa en la sociedad un docente. En ese sentido destacó que no existe de parte de los gobiernos una preocupación escencial por la estructura docente, "sino que la mirada está puesta en los niños (que obviamente debe ser así), pero también es necesario considerar que sin agentes educativos, no hay educación". Sobre el particular reclamó que no haya miradas parciales desde el estado.

Dialogo con el gobierno
Mientras que en otras provincias como en Santiago del Estero el dialogo entre las organizaciones gremiales y el estado se lleva adelante a través de órganos creados a esos efectos (Mesa de Dialogo y Trabajo), "en Tucumán el estado lleva adelante una política discriminadora; sólo hay diálogos parciales con los gremios, no genera consensos, no hay pluralismo y además tiene un desprecio muy marcado por la educación privada; incluso el propio gobernador asegura que le gustaría construir muchas escuelas públicas para que no haya educación privada".
Agregó: "Esta claro que ideológicamente tiene una posición cerrada, pese a que en esta provincia existen 350 colegios privados; es dato habla también del abandono en el estuvo la escuela pública".
En ese sentido aseguró que durante años fue la educación privada fue la que sostuvo la escuelas medias, los jardines de infantes y las guarderías, que el estado no tenía.
Una vez más destacó que el dialogo con las autoridades de gobiernos no es sencillo; "las relaciones siempre son en términos de conflicto, lamentablemente no se escuchan mucha razones".